la voluntad

Si tienes plena conciencia de tu valer, desprecia el remoquete de “tonto trabajador” con que infaliblemente tratarán rivales y envidiosos de enfriar tus entusiasmos. Y aunque tuvieran razón, sabe que las hadas te han otorgado al nacer el más fecundo y preciado de los dones: la fuerza de voluntad, con la cual, metódicamente cultivada, lograrás no sólo aumentar el patrimonio universal de las ideas, sino triunfar, dentro de ciertos límites, hasta de tu deficiente arquitectura mental.

Charlas de café, Santiago Ramón y Cajal.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: